fbpx
 In Blog

Hace tiempo que la comunicación dejó de ser exclusiva de los que se dedican a ella

 

¿Le das la importancia que se merece a la comunicación externa e interna de tu empresa?

Las empresas pueden lanzarse a la aventura de ofrecer sus servicios sin grandes desembolsos en marketing, dado que se pueden comunicar a costes mucho menores si eligen bien sus canales.

En el trabajo diario, las empresas están en comunicación constante con empleados, clientes y proveedores de todas las partes del globo a través de los canales gratuitos más diversos.

Pero, las empresas pueden provocar ¿la saturación de información?, ¿mensajes poco verídicos?, ¿exceso de información?, ¿cómo deben las marcas dirigirse a sus clientes en el entorno actual?

 

Si te interesa el tema, quédate.

 

Hacia fuera: no vale con tuitear

Así que una presencia adecuada en las redes sociales no es gratis. Para empezar, conviene dedicar tiempo y atención a la selección del personal que realice esas tareas.

Una redacción impecable es primordial,un conocimiento exhaustivo del entorno de la empresa o nociones de diseño gráfico son características deseables que harán que la

comunicación de la empresa destaque aunque sea emitida a través de un canal gratuito.

 

Las empresas deben luchar por destacar en ese océano de mensajes multitudinarios y gratuitos.

Esta excelencia no debe limitarse solo a la persona que redacte el contenido. Cuando el proyecto alcanza ciertas dimensiones, es recomendable la contratación de herramientas que permitan

monitorizar las campañas en redes (Brandwatch o Audience son algunas, además de las propias de cada red social), medir su impacto o programar futuras acciones (por ejemplo, con Hootshuite, Tweetdeck o Postcron).

 

Gran parte de esto puede hacerse con herramientas gratuitas, pero si una empresa busca la excelencia debe tender a ella también en su comunicación, sin pretender que

la opción más económica le dé los mejores resultados.

 

Por último, es necesario observar constantemente el entorno y actuar en beneficio de las personas: en la época actual, cualquier acción de comunicación debe tener en cuenta valores éticos básicos

como la inclusión de personas con discapacidad, la igualdad de género y el cuidado del medioambiente, porque así lo demanda la sociedad y el sentido común.

 

¿Por qué deberías darle valor a la comunicación externa de tu empresa?

  1. Tus redes sociales hablan sobre todo de tu marca, sin aportar contenido de valor a los lectores.
  2. Tu comunicación digital no es visual. No tiene vídeos, imágenes, infografías o diseños.
  3. Tu imagen no es homogénea en todos los canales: por ejemplo, hablas con un lenguaje en las redes sociales y con otro en tu web o no tienes un diseño uniforme.
  4. Tus canales corporativos tardan en plasmar las novedades.
  5. A ti o a tus empleados os cuesta explicar el valor añadido de la empresa.
  6. Tu nombre no es mencionado en los artículos y reportajes que tratan temas relacionados con tu sector.
  7. Tu empresa no es invitada a los eventos del sector.

 

No solo se trata de la comunicación externa, sino también de la interna

Hay infinidad de programas que hacen la comunicación con los compañeros un poco más fácil. Existen chats internos, como Slack, que permiten organizar al equipo por proyectos

para que todos estén al tanto de las novedades. Hay quienes utilizan WhatsApp también en el ámbito profesional. Las herramientas como Basecamp, Airtable o Wrike sirven para

organizar las tareas y asignar tiempos y recursos. Las plataformas de uso gratuito como Google Hangouts, Skype o Zoom permiten celebrar videoconferencias entre

dos o más personas con una gran calidad de audio y vídeo.

Hay herramientas como Mailchimp que permiten el envío de boletines y comunicaciones a listas de distribución previamente creadas.

Las tecnologías y sus posibilidades son infinitas, pero para implementar con éxito cualquier solución tecnológica destinada a la comunicación interna hay que seguir ciertos pasos:

  1. Informarse y comparar.
  2. Configurar bien las herramientas.
  3. Formar a los que van a usarlas
  4. Utilizarlas con mesura.

 

SI NOTAS ALGUNO DE ESTOS PROBLEMAS EN TU EMPRESA, HAY FALLOS EN LA COMUNICACIÓN

  1. Tienes malentendidos con tus subordinados relativos a las indicaciones que les transmites.
  2. Los empleados de tu empresa declaran a menudo que no se han enterado de una noticia importante relativa a la compañía.
  3. Los trabajadores no conocen los proyectos en los que no participan o lo que hacen otros departamentos.
  4. Los trabajadores responden a los mensajes (ya sean correos electrónicos o mensajes en una herramienta de gestión de proyectos) con retraso porque declaran que reciben demasiados.
  5. Tú mismo crees que recibes demasiados mensajes por las distintas vías y que estos interrumpen tus tareas.
  6. Has presenciado malentendidos en una conversación escrita.
  7. Los trabajadores muestran inquietud por el futuro porque desconocen los siguientes pasos de la empresa.

Si detectas alguna de estas señales, tanto las relativas a la comunicación interna como a la externa, sin duda es el momento de ajustar algunas costumbres y procesos.

 

¡Síguenos y entérate de las últimas noticias!

Recommended Posts

Start typing and press Enter to search